Cartas de Amor a Nora Barnacle

En su Shakespeare And Company, Silvia Beach -primera editorial del Ulises, dueña de la librería que da título a su libro- refiere que a poco de la aparición de esa obra hasta entonces rechazada por todas las editoriales-, recibe una avalancha de propuestas de distintos autores para publicar sus obras: dicen tenerlas del mismo "género" que la publicada. El escándalo del Ulises ha dividido las aguas en un común desconcierto: entre pro y contra, no pocos escritores lo tildan de "obsceno", y no faltan los ingenuos que lo confunden con "literatura erótica". Escribe Silvia Beach: "Tras el éxito del Ulises, muchos escritores se acercaban a Shakespeare And Company creyendo que iba a especializarse en publicar erotismo, trayéndome sus obras más eróticas".
Tomaban a Joyce por autor "picante". Ahora bien: el erotismo no está ausente en el Ulises, su interdicción en países de habla inglesa y Estados Unidos no es ingenua culturalmente. Todavía hoy no se han procesado en todas sus consecuencias los motivos de ese malestar ahí, donde se es más tolerante con la libertad de expresión. Acaso sea la radical diferencia de Joyce con la sensibilidad puritana - ostensible, en la repugnancia de Virginia Woolf, o en la lúcida observación de Wells de que sólo un católico puede "blasfemar" así.Algo de éso se lee en las cartas de Joyce a Nora, su mujer. No la confunde con Dios -ni viceversa- pero ella es un nombre con el que ensaya algo no dicho que en la vida no encuentra tiempo, espacio, escena ... las suyas son cartas únicas en la historia de la literatura no sólo por quién las escribe sino por cómo estan escritas, historia del único amor de un escritor único cuya palabra en acto escapaz de pasar vertiginosamente de lo más obseno a lo más sublime: "Mi amor por ti me permite rogar al espíritu de la belleza y ternura eternas reflejadas en tus ojos, o revolcarte en el suelo... "

- Luis Thonis

 

FICHA TECNICA

Edición: 1992

Lugar: Buenos Aires

Páginas: 126

Cartas de Amor a Nora Barnacle
$200,00
Cantidad
Cartas de Amor a Nora Barnacle $200,00

En su Shakespeare And Company, Silvia Beach -primera editorial del Ulises, dueña de la librería que da título a su libro- refiere que a poco de la aparición de esa obra hasta entonces rechazada por todas las editoriales-, recibe una avalancha de propuestas de distintos autores para publicar sus obras: dicen tenerlas del mismo "género" que la publicada. El escándalo del Ulises ha dividido las aguas en un común desconcierto: entre pro y contra, no pocos escritores lo tildan de "obsceno", y no faltan los ingenuos que lo confunden con "literatura erótica". Escribe Silvia Beach: "Tras el éxito del Ulises, muchos escritores se acercaban a Shakespeare And Company creyendo que iba a especializarse en publicar erotismo, trayéndome sus obras más eróticas".
Tomaban a Joyce por autor "picante". Ahora bien: el erotismo no está ausente en el Ulises, su interdicción en países de habla inglesa y Estados Unidos no es ingenua culturalmente. Todavía hoy no se han procesado en todas sus consecuencias los motivos de ese malestar ahí, donde se es más tolerante con la libertad de expresión. Acaso sea la radical diferencia de Joyce con la sensibilidad puritana - ostensible, en la repugnancia de Virginia Woolf, o en la lúcida observación de Wells de que sólo un católico puede "blasfemar" así.Algo de éso se lee en las cartas de Joyce a Nora, su mujer. No la confunde con Dios -ni viceversa- pero ella es un nombre con el que ensaya algo no dicho que en la vida no encuentra tiempo, espacio, escena ... las suyas son cartas únicas en la historia de la literatura no sólo por quién las escribe sino por cómo estan escritas, historia del único amor de un escritor único cuya palabra en acto escapaz de pasar vertiginosamente de lo más obseno a lo más sublime: "Mi amor por ti me permite rogar al espíritu de la belleza y ternura eternas reflejadas en tus ojos, o revolcarte en el suelo... "

- Luis Thonis

 

FICHA TECNICA

Edición: 1992

Lugar: Buenos Aires

Páginas: 126