El cuerpo en la escritura

Daniel Calmels desarrolla en este libro un conjunto que reflexiones que articulan el cuerpo con el fenómeno de la escritura. Su interés se centra en el aprendizaje del trazo gráfico, para el cual la mano infantil debe inhibir los impulsos y aprender los gestos más sutiles, movimientos que darán nacimiento a la mancha, a la línea y a la letra

 

 

Fragmentos de El cuerpo en la escritura

EL CUADERNO COMPARTIDO

Una propuesta que podría poner en un lugar activo el cuaderno escolar. Daniel Calmels

Una propuesta para aplicar en la escuela, frente a esta múltiple pertenencia del cuaderno escolar, es facilitar la escritura y el dibujo en el cuaderno (o la carpeta) de otro compañero, que a su vez, una vez al año, prestaría su propio cuaderno a otro integrante del grupo escolar. El cuaderno, prestado temporariamente, volvería así con una marca diferente, con el estilo gráfico de otro niño. Este intercambio de soportes permitiría que cada cuaderno, teniendo una pertenencia individual, contuviera la producción del resto del grupo, que cada uno pudiera “meterse” con el otro, en su propiedad privada, en algunos casos privada de identidad. Que tuviera el valor de un álbum de grafías, con las figuritas más y menos queridas, que permitiría “tener a mano” la letra de los pares, con las cuales poder espejar, oponer, reconstruir día a día las propias grafías. 
Imaginen a un niño recibiendo el cuaderno de su compañero y entregando el suyo, con la precaución necesaria que genera escribir por “primera vez” en un cuaderno ajeno. Imaginen la letra de un integrante querido, reluciente, destacada, conservada entre las tapas como un recuerdo. Imaginen ese cuaderno llevado por el niño a su hogar, mostrado a sus padres, que podrán conocer la letra y el dibujo de otro niño, mirando no sin cierto estudio comparativo, evaluación de la cual el propietario puede salir beneficiado o perjudicado, pero siempre escoltado, acompañado. 
Después de esta práctica compartida, el cuaderno que se pida prestado para completar la tardanza en la escritura o la ausencia, nunca volverá a ser como antes: en cada cuaderno estarán todas las grafías del grado escolar, con sus aciertos y errores.

FICHA TÉCNICA

Edición: 2014

Lugar: Buenos Aires

Páginas: 122

El cuerpo en la escritura
$289,00
Sin stock
El cuerpo en la escritura $289,00

El cuerpo en la escritura

Daniel Calmels desarrolla en este libro un conjunto que reflexiones que articulan el cuerpo con el fenómeno de la escritura. Su interés se centra en el aprendizaje del trazo gráfico, para el cual la mano infantil debe inhibir los impulsos y aprender los gestos más sutiles, movimientos que darán nacimiento a la mancha, a la línea y a la letra

 

 

Fragmentos de El cuerpo en la escritura

EL CUADERNO COMPARTIDO

Una propuesta que podría poner en un lugar activo el cuaderno escolar. Daniel Calmels

Una propuesta para aplicar en la escuela, frente a esta múltiple pertenencia del cuaderno escolar, es facilitar la escritura y el dibujo en el cuaderno (o la carpeta) de otro compañero, que a su vez, una vez al año, prestaría su propio cuaderno a otro integrante del grupo escolar. El cuaderno, prestado temporariamente, volvería así con una marca diferente, con el estilo gráfico de otro niño. Este intercambio de soportes permitiría que cada cuaderno, teniendo una pertenencia individual, contuviera la producción del resto del grupo, que cada uno pudiera “meterse” con el otro, en su propiedad privada, en algunos casos privada de identidad. Que tuviera el valor de un álbum de grafías, con las figuritas más y menos queridas, que permitiría “tener a mano” la letra de los pares, con las cuales poder espejar, oponer, reconstruir día a día las propias grafías. 
Imaginen a un niño recibiendo el cuaderno de su compañero y entregando el suyo, con la precaución necesaria que genera escribir por “primera vez” en un cuaderno ajeno. Imaginen la letra de un integrante querido, reluciente, destacada, conservada entre las tapas como un recuerdo. Imaginen ese cuaderno llevado por el niño a su hogar, mostrado a sus padres, que podrán conocer la letra y el dibujo de otro niño, mirando no sin cierto estudio comparativo, evaluación de la cual el propietario puede salir beneficiado o perjudicado, pero siempre escoltado, acompañado. 
Después de esta práctica compartida, el cuaderno que se pida prestado para completar la tardanza en la escritura o la ausencia, nunca volverá a ser como antes: en cada cuaderno estarán todas las grafías del grado escolar, con sus aciertos y errores.

FICHA TÉCNICA

Edición: 2014

Lugar: Buenos Aires

Páginas: 122