El momento Guizot. El liberalismo doctrinario entrela Restauración y la Revolución de 1848

François Guizot (1787-1874), funcionario tras la caída de Napoleón, opositor liberal en la década de 1820, figura central durante toda la monarquía de Julio hasta su caída con la Revolución de 1848, había sido olvidado, al igual que todos los pensadores liberales de ese período, atrapados todos entre dos tiempos fuertes de la teoría política moderna: el apogeo revolucionario, por un lado, y los comienzos de la tradición socialista, por el otro. La reevaluación de esta corriente comenzó con nuevos enfoques sobre Alexis de Tocqueville y Benjamin Constant. Pierre Rosanvallon recupera con este libro, a través de su dirigente más reconocido, a los llamados “liberales doctrinarios”, que primero plantearon una colaboración con la monarquía posnapoleónica y luego se erigieron en los representantes más conservadores del liberalismo en el poder a partir de 1830. Esta recuperación implica, para las generaciones presentes, volver a pensar la política, remontándose a los orígenes del gran debate alrededor del liberalismo y de la democracia. 
Ficha Técnica

Lugar de edición: Buenos Aires
Año de edición: 01/04/2015

El momento Guizot. El liberalismo doctrinario entrela Restauración y la Revolución de 1848
$431,00
Cantidad
El momento Guizot. El liberalismo doctrinario entrela Restauración y la Revolución de 1848 $431,00

François Guizot (1787-1874), funcionario tras la caída de Napoleón, opositor liberal en la década de 1820, figura central durante toda la monarquía de Julio hasta su caída con la Revolución de 1848, había sido olvidado, al igual que todos los pensadores liberales de ese período, atrapados todos entre dos tiempos fuertes de la teoría política moderna: el apogeo revolucionario, por un lado, y los comienzos de la tradición socialista, por el otro. La reevaluación de esta corriente comenzó con nuevos enfoques sobre Alexis de Tocqueville y Benjamin Constant. Pierre Rosanvallon recupera con este libro, a través de su dirigente más reconocido, a los llamados “liberales doctrinarios”, que primero plantearon una colaboración con la monarquía posnapoleónica y luego se erigieron en los representantes más conservadores del liberalismo en el poder a partir de 1830. Esta recuperación implica, para las generaciones presentes, volver a pensar la política, remontándose a los orígenes del gran debate alrededor del liberalismo y de la democracia. 
Ficha Técnica

Lugar de edición: Buenos Aires
Año de edición: 01/04/2015