Fuera de campo
Seguramente Roberto Arlt hubiese reconocido su influencia en esta galería de personajes que fluctúan entre lo monstruoso y la degradación. En Fuera de campo, Pablo Chacón nos arrastra sin piedad ni concesiones hacia las cavidades más oscuras de la existencia contemporánea. Sus terribles criaturas no han salido de un bestiario mitológico, sino que son el exponente de los detritus que la sociedad genera en su implacable avance. Lo que llamamos el progreso es esa fabulosa máquina de globalizar el dolor de vivir. Sus víctimas no sólo hay que buscarlas en los vertederos de la miseria lejana, sino que conviven con nosotros. Son nuestros vecinos, nuestros compañeros de trabajo, nuestros parientes. En cada uno de ellos puede esconderse la desgracia, la vida secreta, la muerte propia y la ajena como tentación siempre acechante. La escritura de Chacón es perniciosa, porque está empeñada en perforar la creencia de que la felicidad forma parte del programa humano. A él no parece importarle el hecho de que su literatura no le hará ganar amigos. Para leer su obra, es preciso tragar saliva, aguantar la respiración, taparse la nariz, y disponerse a descender a las profundidades en la que muchos seres han hecho su morada cotidiana, a nuestro lado, sin que queramos saberlo. Si el lector se atreve, entonces podrá apreciar con sus propios ojos lo que significa vivir sin atenuantes. (Gustavo Dessal) 

Ficha Técnica

Año de edición: 2016
Lugar de edición: Buenos Aires
Fuera de campo
$209,00
Cantidad
Fuera de campo $209,00
Seguramente Roberto Arlt hubiese reconocido su influencia en esta galería de personajes que fluctúan entre lo monstruoso y la degradación. En Fuera de campo, Pablo Chacón nos arrastra sin piedad ni concesiones hacia las cavidades más oscuras de la existencia contemporánea. Sus terribles criaturas no han salido de un bestiario mitológico, sino que son el exponente de los detritus que la sociedad genera en su implacable avance. Lo que llamamos el progreso es esa fabulosa máquina de globalizar el dolor de vivir. Sus víctimas no sólo hay que buscarlas en los vertederos de la miseria lejana, sino que conviven con nosotros. Son nuestros vecinos, nuestros compañeros de trabajo, nuestros parientes. En cada uno de ellos puede esconderse la desgracia, la vida secreta, la muerte propia y la ajena como tentación siempre acechante. La escritura de Chacón es perniciosa, porque está empeñada en perforar la creencia de que la felicidad forma parte del programa humano. A él no parece importarle el hecho de que su literatura no le hará ganar amigos. Para leer su obra, es preciso tragar saliva, aguantar la respiración, taparse la nariz, y disponerse a descender a las profundidades en la que muchos seres han hecho su morada cotidiana, a nuestro lado, sin que queramos saberlo. Si el lector se atreve, entonces podrá apreciar con sus propios ojos lo que significa vivir sin atenuantes. (Gustavo Dessal) 

Ficha Técnica

Año de edición: 2016
Lugar de edición: Buenos Aires